Centro de Psicología Majadahonda Psicología, Salud y Counselling
Centro de Psicología Majadahonda Psicología, Salud y Counselling

Psicoterapia

El modelo de trabajo es la Terapia Sistémica.

 

La Terapia sistémica es contextual, es decir no sólo se fija en el individuo, sino en el ambiente, en el contexto que le rodea. Porque no estamos solos, vivimos rodeados de otras personas, nos movemos en diferentes sistemas: laboral, familiar social, etc.

 

El enfoque psicoterapéutico sistémico se aplica tanto al sistema familiar, de donde proviene, como al individuo, la pareja, el entorno laboral, social, el contexto escolar y de todo tipo de relaciones.

 

El énfasis de este modelo esta puesto en los procesos de comunicación e interacción humanos, Se trata de trabajar con la persona teniendo en cuenta su entorno: la persona en su contexto, en el contexto del sistema o sistemas de los que forma parte.

 

Algunos de los conceptos básicos de esta Terapia provienen inicialmente de tres fuentes :

 

  • La Teoría General de Sistemas (von Bertalanffy, 1954)
  • La Teoría de la Comunicación (Watzlawick, Beavin y Jackson, 1967)
  • La Cibernética (Wienner 1948)

 

Posteriormente con influencia de enfoques estructurales (Minuchin 1984) y evolutivos (Haley, 1981). El resultado de estas aplicaciones teóricas al marco terapéutico constituyo el inicio de la Terapia Sistémica y en principio esta epistemología sistémica se aplicó a la Terapia Familiar.

 

La Intervención Sistémica considera a la mente no como el resultado genético de un sistema nervioso, sino como el conjunto de pautas de comunicación y autorregulación de cualquier sistema. La aplicación más innovadora de este concepto es el paso de las teorías psicológicas tradicionales que consideran a la psique humana con una visión exclusivamente interior a la actuación terapéutica sistémica que se interesa por las pautas de interacción y pone el énfasis en lo interpersonal, es decir, de lo intrapsíquico a lo interpersonal.



Trastornos del sueño

El sueño ocupa parte importante de nuestra vida, pasamos en él unas cuantas horas al día y la reparación que se consigue durmiendo bien, no es sustituible por ninguna otra práctica.

 

Cuando hablamos de trastornos del sueño siempre los asociamos al insomnio, a la dificultad para dormir, a la falta de sueño, a la perturbación de la calidad o cantidad del mismo. Pero también existen otros trastornos.

 

El insomnio es de todas formas el trastorno más frecuente y la causa del mismo es, en la mayoría de los casos, la acumulación de ansiedad o estrés durante el día. Cuando no conseguimos durante la noche un número suficiente de horas de descanso compensatorio, de sueño profundo, no dormimos bien. Esta alteración del sueño puede deberse también a una enfermedad orgánica o psíquica y dependiendo en que fase del sueño se produzca podemos hablar de:

 

  • insomnio inicial, que es cuando se tarda mucho en empezar a dormir o se tiene una dificultad para empezar con el proceso del sueño
  • insomnio intermedio, cuando durante la noche la persona se despierta con frecuencia, varias veces y le cuesta volver a conciliar el sueño
  • insomnio terminal, que es despertarse temprano, demasiado temprano, sin poder descansar bien

 

Este desorden del sueño, esta perturbación de la calidad o cantidad favorece durante el día la fatiga, la irritabilidad y la falta de concentración. Si la dificultad se agrava interfiere negativamente en la vida cotidiana y puede llegar a cronificarse.

 

¿Tienes insomnio? Consulta al especialista y haz tu propia autoevaluación



 

>   ATENCIÓN ESPECIALIZADA CUANDO MÁS LA NECESITAS   <